Pequeños detalles a tener en cuenta

Escrito por The Searcher
Los más honrados de mi tiempo eran mis propios canarios. Acabé refugiándome en mi criadero huyendo de las maldades de tantas personas que no alcanzaban a comprender el verdadero significado de mi continua búsqueda y,  no sumisión a las formas de hacer, ya establecidas por otros.

Siempre han existido y existirán personas sapientes con muy buenos ejemplares en sus criaderos, buenos criadores y amantes de sus pájaros cantores, pero que desconocen e ignoran las formas de hacer. Esa meta tan lejana que ansían conseguir los que empiezan este dificilísimo “Arte”, es prácticamente imposible de alcanzar si no se pone en el platillo de la balanza todo el amor y cariño hacia nuestros cantores con todo lo que ello conlleva de sacrificio, paciencia, estudio, trabajo con método, mucha humildad para reconocer que no se sabe y soñar, soñar con la utopía de que los criadores adelantados en el tiempo y en los conocimientos quieran enseñar lo que con sus experiencias han adquirido.

Trataré de explicar algunas formas de hacer en mi criadero, sin pretender que las consideréis ni más ni menos buenas que otras establecidas, cada uno debe  formar su propio criterio y trabajar con método. Ojalá mejores criadores que yo algún día hagan esto mismo y nos ayuden a un mejor conocimiento de esta bonita afición.

Después de muchos años trabajando con el canario Roller, de oírlos cantar y no oír nada, hice un alto en el camino y me puse a pensar, en este caso a pensar sobre LAS MALETAS.

Una persona a la que le gusta el canto de los nobles ruladores del Harz, empieza a criarlos y llega el momento en el que como ya es costumbre, (aconsejado por los veteranos), tienen que meter a sus ejemplares en una maleta, cajonera, armario de canto, etc, como queramos llamarlo.

Respiro profundamente y me pregunto si conocemos la transcendencia, el alcance de este paso en la vida del canario. Lo que sí está claro es que cuando los criadores hacen esto es porque buscan algo concreto. Reducen el espacio físico en el que el canario deberá moverse durante algunos meses, el campo visual estará muy limitado, y en la mayoría de los casos la intensidad de la luz también, con lo que ello conlleva para el canario, ¿Para qué?, ¿Cuál es la finalidad?, ¿Qué se consigue con las maletas?.

Esta forma de hacer, que pasa de antiguos a nuevos, como si de una herencia de criadores se tratara, quizás no llegue a entenderlo muy bien el criador novel, aunque le hayan explicado algo. Se apresura a fabricar sus propias maletas todo orgulloso de que estará a la altura, o mejor que otras, o quizás hará un mueble con estantes, tal vez cerrado por delante con puertas agujereadas o cortinas, variedad de artilugios; pero lo más importante y me pregunto de nuevo, ¿para qué toda esta parafernalia?, ¿Que se busca con ello?, algunos dirán:

- Porque estando en las maletas se escuchan entre ellos y aprenden.

- Porque no se distraen y cuando los sacas cantan.

- Porque estando siempre los mismos cuatro pájaros se conjunta el equipo.

- Se mete un adulto con los jóvenes y así los enseña.

Cada criador da siempre su opinión y con el mismo objetivo, poner en la mesa los cuatro mejores pájaros. ¿Para conseguir mantener la variedad Roller en su mayor grado de pureza?, o para ..............vanidades humanas.

Trabajemos con método, y se me ocurre empezar por diferenciar la maleta de transporte, del habitáculo donde debe cantar el canario cotidianamente.

Ejemplo de maleta para llevar a los canarios de viaje, para el transporte: Cajón de aproximadamente 42 cm de alto, 34 cm de ancho y 27 cm de fondo; abierto en el frente; dos compartimentos en la parte inferior separados por una tablilla y otros dos en la parte superior dispuestos de igual forma, en cada uno de ellos entrará una jaula con su correspondiente holgura; en esta cara abierta unas correderas que servirán para cerrar el cajón con la tapa que por lo general lleva agujeros de ventilación y entrada de luz.

Para el transporte son buenas, prácticas, manejables, fáciles de preparar, pero para tener a los canarios todo el día y durante largos meses, se utilizan pero no es lo más adecuado.

Pongámonos en el caso de un criador que somete a sus ejemplares a una permanencia continuada en una maleta de transporte y a poco observador que sea, se dará cuenta de las distintas actitudes que toma el animal y de los resultados finales que consigue con esta forma de hacer.

Yo observo mucho, me esfuerzo por entender lo que el animal en cada momento me está diciendo. Con maletas de transporte destapadas y sentado en frente de ellos miro a mis cantores muchas horas, muchos días.

El animal empieza a cantar dentro de una maleta (abierta en el frente) por primera vez después de haber estado haciéndolo a lo largo de varios meses en completa soltura. El sonido inmediatamente después de ser emitido rebota en las paredes laterales, techo, fondo y sale al exterior. En el interior rebota y sigue rebotando hasta que pierden intensidad las ondas sonoras, y si las paredes son lisas, el sonido rebota y rebota, y hace daño al canario, le molesta. El mecanismo de defensa que inmediatamente pone en marcha el canario es permanecer en silencio. Sin embargo su instinto le lleva a marcar su territorio, vuelve a cantar, pero sorpresa, ya no lo hace con el mismo volumen, con la misma sonoridad, con el mismo brío que antes. Empieza el período de adaptación a su nuevo hábitat.

Pongan en un casete una cinta con el canto de canarios Roller, a un volumen normal de audición, a continuación y sin tocar el volumen, métase en una habitación muy pequeña, especie de zulo, buscando la proporción, canario-maleta, persona-habitación, (yo si lo he hecho), comprobarán que el mismo volumen que antes era aceptado por nuestro cerebro, ahora en el zulo lo tenemos que bajar buscando que no nos resulte molesto.

Si el animal en una maleta abierta canta con brío y sonoridad, lo hará en el palo que está cercano a los comederos, o lo que es lo mismo, en la parte de fuera, el sonido sale al exterior directamente, no molesta, pero cuando se pasa al palo central de la jaula o lo que el lo mismo sobre la mitad del cajón hacia dentro, cantará mirando hacia fuera y  emitirá de forma más suave y moderada la canción. Todo esto con las maletas destapadas y con una cierta distancia entre las mismas y la pared que tienen en frente.

Y yo me pregunto, ¿qué se consigue con este tipo de maletas que utilizan muchos criadores para mantener largos meses a sus canarios? (siempre pensando en maletas abiertas por el frente sin tapar. Pues lo único que se consigue teniendo a los canarios en estas maletas de transporte abiertas, sin tapar, es que canten cuando se les saque de ellas todos los días y se les pone encima de la mesa en forma de torre. Nada más que eso.

Su canto.

- Con relación a su canto nadie me podría decir que un animalito de canto con estridencias las va a perder cantando en este cajón, o si la conformación de la siringe da sonidos con marcadas consonantes en los rulos, o flautas de las que no nos gustan, el cajón maleta de transporte lo va a solucionar. Pues no.

La conjunción de equipo.

- Cada uno de los cuatro ejemplares del cajón recibirá el sonido rebotado por la pared que tiene enfrente y conocerá el canto de los otros que completan el Stam de una forma distorsionada, siempre que estén cantando en el palo exterior pegados a los comederos, porque si lo hacen desde el palo central en el interior del cajón, sus vecinos recibirán el sonido de forma apagada y distorsionada por los continuos rebotes de las ondas sonoras en la habitación.

Lo que si se consiguen son pájaros independientes, cada uno es lo que es por él mismo, conseguir un Stam que lo oigamos con los ojos cerrados y suenen como si fuera uno solo, con el mismo alma o sentimiento, con la misma forma de decir, es algo a lo que estas maletas de transporte no nos ayudarán en nada. Ocurre que la sapiencia del criador, su experiencia, el oído en el que empieza, hacen que se pongan en un Stam cuatro animales que suenen muy similares con respecto al tono de voz, al ritmo, y naturalmente al oírse entre ellos aunque sean voces de rebote venidas de la pared de enfrente, se copiarán y asemejaran en su canto.

Sí es posible una voz cuando cantan cuatro canarios en un Stam, pero no con estos cajones como lugar habitual para los nobles ruladores del Harz.

El punto de partida, de donde salí hace ya más de doce años, y que me llevó a estudiar, a comprender y encontrar el mejor habitáculo, el más idóneo para el entrenamiento y preparación de los jóvenes cantores, comenzó en un enjuiciamiento abierto donde tuve la ocasión y suerte de escuchar un lote de cuatro canarios que sonaban como si uno sólo estuviese cantando. Eran una sola, voz, entrando al unísono con “música”, cambiando los distintos giros a la vez, causando admiración, sorpresa, ¿Cómo era posible esa música?

En aquel momento pensé que era muy difícil conseguir algo parecido. Ahora que conozco más a fondo el canto del canario, sigo pensando que es difícil ese coro de cantores. Pero para un buscador como yo, no quiero pensar que nada sea imposible.

He oído muchos lotes en concursos de elite, en casa de buenos criadores, pero hasta la fecha no he vuelto a escuchar nada que se asemeje al prototipo de antaño. Los pájaros son más o menos buenos, cantan en el equipo de una forma individualizada y llevarlos a formar un buen coro musical, creo que debe formar parte del trabajo de un buen criador.

Cuando empecé a estudiar las maletas y los muebles claustrofóbicos que utilizan los criadores para encerrar a sus ejemplares, pensé para mí, “esto no me convence”. También las he utilizado, no lo voy a negar, pero me ha servido para afianzarme más en la opinión de que no es lo más idóneo, con ellas no conseguiré que los cuatro ejemplares suenen como si de uno sólo se tratara.

Para conseguir el equivalente de los "Niños cantores de Viena" en un lote de "cuatro canarios ROLLER", todos sabemos que no sólo depende de las maletas o armarios de preparación. Tema muy extenso para tratar, pero sirva de resumen unos párrafos sacados de un artículo publicado en la revista "Italia Ornitológica" por G.P.Mignone.- En el canto la genética determina solamente la formación anatómica del órgano de canto y sus posibilidades (aptitudes) y juega un papel sobre el canto de cerca del 50 %, el talento del canto interviene el 25%, la preparación con el 15% y la actividad hormonal el 10%.

Sobre la actividad hormonal os diré que es fácil conocer calculando el biorritmo del animal, conjuntando de esta forma un equipo de cuatro pájaros que se encuentran en el mismo momento, hormonalmente hablando. Para los que no estén familiarizados con los biorritmos del canario, se deben limitar a poner en un equipo cuatro animales que hayan nacido en el mismo día, o lo más próximo posible, es una forma de asegurarnos que su biorritmo o actividad hormonal estén acompasados. aunque también es posible conjuntarlos haciendo una simple operación matemática y nos dirá en qué momento se encuentra la actividad hormonal de los animales, sin necesidad de que hayan nacido en la misma fecha.

Sirva este paréntesis para deciros que forma parte del trabajo en mi criadero, calcular y hacerle ficha de biorritmos o actividad hormonal como dice G. P. Mignone, a todos los canarios machos nacidos en el año abarcando los meses de Octubre, Noviembre, Diciembre y Enero, meses de concursos. Con los gráficos que obtengo sé en todo momento cuales son los animales adecuados para competir en una fecha determinada, lo que me sirve para agruparlos con vista a su rendimiento en ese día concreto. Este 10% procuro asegurarlo no poniendo pájaros con biorritmo bajo junto con los que se encuentren en su máximo potencial hormonal o lo que es lo mismo con su biorritmo alto, pues los amedrentarían y el resultado sería negativo en relación al trabajo de equipo. En fin, el tema que nos ocupa es el relacionado con ese 15% adjudicado en este caso a la preparación, a las maletas.

Éstas las vamos a utilizar para mejorar, afinar un poco más, buscar el máximo de calidad en la música que emiten estos buenísimos cantores.

De lo hablado, de lo oído, de lo vivido por los innumerables criadores de Roller que somos, podríamos escribir una extraordinaria enciclopedia, una cultura sobre nuestros nobles ruladores.

Tengo un grandísimo defecto o quizás una virtud, y es que en las tertulias de criadores hablo poco y me dedico a escuchar, escucho mucho, intento ser una grabadora, pero la retentiva también se pierde y por desgracia se olvidan muchas cosas oídas. No obstante, a todos nos ha pasado que siempre hay frases, comentarios o conceptos de entendidos que parecen pegarse en las neuronas y por suerte no se olvidan nunca.

Un excelente criador que tengo la suerte de conocer, tiene unos conceptos muy ordenados, fijos, con peso, en su esquema de trabajo sobre los canarios Roller. A decir verdad en ese sentido le tengo una enorme envidia sana y entiendo que no podemos ser todos iguales, creo que es válido pensar: "lo que uno aporte más lo que otro añada dará como resultado cultura positiva".

En una ocasión le oí decir y explicar un concepto nuevo para mí, que no se me ha olvidado desde entonces. Sin saberlo me dio el pie que necesitaba para seguir con mi trabajo sobre las maletas, aparcado hacía ya tiempo porque mis pruebas y resultados sobre el tema estaban estancados, no conseguía lo que estaba buscando, gracias a él, me puse de nuevo en marcha.

El comentario era sobre el ¡¡EFECTO JAULÓN!! y yo lo entendí así.

Los pájaros que conviven en un jaulón, están influenciados entre ellos y por ellos mismos; en el jaulón que tenemos debajo o encima, tal vez delante, en la misma habitación pongamos por caso, se dará el efecto jaulón en cada uno de ellos pero de forma independiente y no tendrá nada que ver con los otros, cada jaulón tendrá su propio efecto. Si en una voladera aparece un novel dando GLUCK, los que allí convivan lo sacarán. En la voladera cercana si no hay ningún sujeto que emita este giro, no saldrá. Aunque todos los jaulones estén en la misma habitación cada uno de ellos evoluciona independiente.

El criador que expuso este concepto es muy de tener en cuenta. Le he dado muchas vueltas a esto, he hecho pruebas, lo he analizado a fondo y acabé aplicándolo a las maletas para el canto, han sido bastantes modelos de habitáculos los que he experimentado y no creo que sea positivo exponerlos todos, así es que me centraré en el que hasta ahora es el que mejor consigue lo que se pretende: cuatro canarios en coro como si de uno sólo se tratara.

Cuando hace ya muchos años ponía mis primeros lotes encima de una mesa y eran escuchados por compañeros, criadores experimentados y con muchos años de trabajo, os podéis imaginar, los reproches y correcciones eran continuos. Se notaba perfectamente que no sabía lo que estaba haciendo, había mucho que aprender. Una cosa que me llamó la atención fue el cambio de posición en la torre de cuatro pájaros; el segundo estaba mal puesto, no era su sitio, cambiarlo arriba, el tercero no va bien en este equipo, etc, etc, ¡menudo lío para el que empieza!.

Ahora entiendo perfectamente lo que me querían decir y desde aquí les pregunto ¿Si tan importante es la posición de un determinado pájaro en la torre de cuatro, porqué razón se los entrena en cajones dispuestos dos arriba y dos abajo separados por tablas, en cajones horizontales uno al lado del otro separados por tablas, en un mueble cada uno en un extremo, separados por tablas?. Cualquier explicación que me den no me convence. Si el equipo va a trabajar dispuesto en forma de torre según los concienzudos y expertos cada uno ocupando su importante lugar, yo digo ¿porqué no se entrenan en la posición que tendrán al final, encima de una mesa?. La maleta o habitáculo para el entrenamiento diario en mi criadero es de 90 por 40 por 40 cm, para disponer las jaulas como realmente van a cantar luego los pájaros. Los comederos a un lado, con holgura en el fondo, arriba, en los laterales, en el frente y haciendo caso a la experiencia de otros y a la mía, cada animal siempre en la posición que le corresponde.  Aunque a decir verdad no he encontrado un criterio único entre los buenos criadores que conozco. Parece ser que el canario de menos voz, o quizás se refieran al más grave debería ir en la posición (A) arriba; el de más calidad en la (C), el que arranca al equipo irá en la (D)....., lo que si es cierto es que si se acostumbran a cantar en una posición, cuando se los pasa a otra el equipo se “desconjunta” y necesita unos días para su nuevo acoplamiento, esto no debe servir para que sientan coartados, cada uno debe tener su propio criterio, trabajar y observar mucho.

Conseguí en su día dar solución a dos puntos importantes: forma del habitáculo (medidas) y disposición de los canarios en la torre, viéndome obligado ahora a volver al escrito del boletín anterior "El sonido, inmediatamente de ser emitido rebota en las paredes laterales, techo, fondo y sale al exterior, en el interior rebota y sigue rebotando hasta que pierden intensidad las ondas sonoras y si las paredes son lisas, rebota y rebota".

Otro punto a estudiar: "rebotan y rebotan las ondas sonoras molestando al propio pájaro que las emite". Para ello me puse al habla con entendidos en sonido, pasando por varios estudios y emisoras de radio hasta alcanzar conclusiones muy interesantes que apliqué al habitáculo de entrenamiento donde mis pacientes canarios soportaron todas las pruebas. Un concepto que manejan en el mundo del sonido es "limpiar el sonido", eliminar las puntas, las crestas. En una habitación cerrada, en el estudio de una radio se comprueba perfectamente este efecto, la diferencia es notable entre un estudio de emisora con pocos medios y el estudio de una emisora de radio bien acondicionada, se nota al hablar en la habitación y mucho más en el sonido que percibimos en casa cuando sintonizamos dichas emisoras, la calidad de voz emitida delante de un micrófono es notablemente distinta.

Para evitar esto, antiguamente se forraban las paredes con cartones de huevos, cosa muy simple y sencilla que consigue perfectamente limpiar el sonido, eliminar las puntas, redondear las crestas, que las ondas sonoras se amortigüen, no reboten, que no suene como a hueco, o a eco. Los cartones ya no se utilizan; ahora he podido ver emisoras con distintos métodos para mejorar el sonido, incluso recuerdo una, que en vez de cartones de huevos, tenían unas planchas de espuma de forma muy similar. Cuando oí mi propia voz en esa habitación cerrada, me quedé sorprendido, yo no sé cómo explicarlo, lo diré como los técnicos, “el sonido más limpio”.

Ni qué decir tiene que me fui a varias casas especializadas en este tipo de productos para forrar las paredes de los estudios de grabación y emisoras; busqué planchas de espuma que se asemejaran al cartón de huevo, ya que éste cuando lo probé, creo que por ser demasiado grandes los huecos hacia dentro y los salientes, no noté nada que me hiciera pensar en su buen funcionamiento, los cartones para huevos de codornices que son más pequeños tampoco funcionaron, empezó a funcionar cuando forré los cajones con las planchas de espuma de poliuretano con forma similar al cartón de huevo. En la emisora de radio si se notaba el efecto, pero en un espacio tan pequeño como la maleta no terminaba de convencerme, probé distintos compactados de espuma, distintas alturas de montañitas, con más o menos de ellas por centímetro cuadrado. El tiempo ha ido pasando y lo que más me ha parecido válido ha sido la PIRAMIDE MD3 RfA106033 espuma poliester, perfilado TECNOFOC A106051 espuma PCA con impregnación ignífuga M1 perfilado 20/lO de la casa INSONOR (absorción de sonido) con las crestas redondeadas no en arista, y con menos compactado de espuma mejor. Pero aún faltaba algo.

Más tarde, hablando con un técnico de sonido me apuntó algo que hasta ahora es lo que estoy utilizando. Funcionando bien, aunque no lo doy como definitivo, algo tan sencillo y simple como la conocida moqueta de las paredes. Esto es lo que más absorbe, amortigua y limpia el sonido, ya pueden cantar los pájaros a pleno pulmón con mucho "MOTOR" sin que por ello les moleste y se vean obligados a bajar el volumen de la voz.

Llegado a este punto, recordaréis que mencionaba las maletas destapadas, sin cerrarlas, a plena luz, nada de pájaros a oscuras. Para que no se distraigan y estén a lo suyo que es cantar. les pongo un visillo de encajé muy calado con lo cual permito la salida de las ondas sonoras ya amortiguadas, se oirán perfectamente entre ellos, el "EFECTO JAULÓN" se afianza en su máxima esencia, tendrán la luz suficiente para estar bien despiertos, los cuatro son uno, no tienen nada que ver con los vecinos del cajón contiguo, si su canción no es buena, berrean palabrotas, en definitiva nos están diciendo lo que llevan dentro y ellos mismos nos dicen que los apartemos, nos ayudan a realizar una buena selección. Si por el contrario los mantenemos a oscuras escuchando cosas buenas de otros, copiando y saliendo a la mesa con vocecitas melodiosas, suaves, engañosas, en mi opinión lo único que estamos consiguiendo es equivocarnos nosotros mismos y apuntalar nuestro criadero con pájaros engañones. Antes o después se irá todo al “traste”.

Todo lo escrito y leído, es tan sólo la experiencia de un criador, no tiene por que ser válida.



http://elcanarioroller.com