La síringe

Escrito por Alfredo López CN. L-394
La principal de las características que atrajo al hombre sobre el canario, sin duda que fue el canto, hasta su descubrimiento e importación no se conocía un ave con un repertorio en el canto como el del canario, esto unido a su relativa facilidad en cuanto a  su alimentación, adaptación y cría en cautividad es lo que ha hecho que sea el ave doméstica por excelencia, capaz de estructurar en su entorno, una afición desmesurada y de ámbito mundial, así pues, antes de que aparecieran las mutación y distintas variedades, era el canto, lo que le hacía diferente y apreciado, con este artículo lo que se pretende es centrar la atención precisamente en esa condición,  y bajo un prisma puramente anatómico, creo que por justicia se debería conocer un poco mas a fondo, por parte del aficionado como y con  que, canta el canario.

El conocer un poco mejor a nuestro pájaro  desde un punto de vista anatómico, nos ayudará no solo comprender determinados comportamientos, (etología) si no a saber interpretar irregularidades en el canto,  a favor de concluir a través de la relación causa-efecto que es lo que le puede pasar a nuestro pájaro, de una forma figurada, nos viene que ni de perlas el refrán castellano" pájaro que no canta, algo tiene en la garganta"

 

La sírige

 

Para empezar decir que el órgano con el cual los canarios cantan se llama siringe, la siringe es un conjunto de elementos armonizados de tal forma que a través de vibraciones provocadas por el pájaro se consigue una sucesión de sonidos que conforman una expresión acústica (canto) la cual obedece puramente a funciones fisiológicas y endocrinas con un único objetivo, manifestar a través del sonido a sus semejantes, unas condiciones o cargas genéticas en pro de poder fijarlas a través de la reproducción, es decir, el canario al cantar esta demostrando  un estatus entre machos y a las hembras su potencial genético, los machos mas fuertes serán los elegidos para conformar las parejas reproductivas, en cautividad es el criador el que unas veces con acierto y otras no tanto, quien se encarga de esa selección.

Así pues, debemos de tener en claro que el canario no es una caja de música conectada durante toda su vida, el canario canta cuando quiere que se le escuche, pero hay edades y etapas que el canario lo que pretende por encontrarse en inferioridad de condiciones, es pasar desapercibido, esta perdida de estatus, puede estar provocada por problemas de salud, supervivencia etc. la muda es el caso mas evidente, en esta etapa el pájaro como consecuencia del esfuerzo biológico para completar un cambio total del plumaje y después de los rigores de la cría, se encuentra sensiblemente debilitado por lo que no le interesa demostrar a sus adversarios e incluso posibles depredadores su condición física, e intenta pasar lo mas desapercibido posible, en estos casos el silencio puede ser un seguro de vida.

Centrandonos ya un poco en este órgano fonador que es la siringe, decir que es una modificación u alteración de la primera parte de los bronquios, es por lo tanto un órgano simétrico pero con capacidad de actuación independientes, es decir, cada media siringe puede emitir vibraciones y sonidos de distinta frecuencia, en el argot se denomina dúos o variaciones conjuntas las distintas emisiones producidas por las semisiringes

A grandes rasgos podemos definir que las vibraciones que se producen en las membranas timpaniformes son como consecuencia de las presiones y depresiones efectuadas y ejercidas por los músculos intrínsecos y de los sacos aéreos. Estas vibraciones producen una perturbación en el aire produciendo los distintos sonidos o notas que conforman una canción.

Esta capacidad de canto está condicionada por  la carga genética y la estructura física, la capacidad  muscular, tamaño del sacos aéreos, tamaño de las membranas, estructura muscular etc.

Como he comentado anteriormente, cualquier alteración en la canción "normal" de un pájaro nos puede inducir a sospechar de distintas patologías.

En ocasiones se puede presentar que un proceso vírico, bacteriano o fúngico atrofie parte o alguno de los elementos que conforman la siringe y el pájaro desarrolle la mecánica del canto pero que no emita sonido alguno, casi con seguridad que esas membranas timpaniformes han quedado atrofiadas de por vida.

Otro proceso que se presenta con normalidad es que las hembras ya viejas (menopausicas), o que han tenido alguna afección en el ovario o irregularidad hormonal, presentan un desajuste hormonal rompiendo la proporción de estrógenos y testosterona, cuando los estrógenos pierden representación  la testosterona gana campo y hace que en cierto modo se modifique esa estructura que conforma la siringe y que en las hembras había estado semiatrofiada se regenere, con lo cual, algunas hembras cantan casi como si fueran machos.

Así pues debemos de saber utilizar el canto como inductor a posibles patologías o como indicador acústico del estado de nuestro pájaro.